La presencia de manchas en los dientes puede deberse a multitud de razones, pero la mayoría de ellas, por fortuna, no son preocupantes y pueden removerse fácilmente en la clínica dental con una limpieza profesional.

Fluorosis dental: más que simples manchas

Sin embargo, otro tipo de manchas presentes en las superficies dentarias, pueden producirse a causa de una patología en esmalte dental, tal como sucede con la fluorosis.

Por esta y otras muchas razones, los profesionales de la odontología recomendamos asistir a la consulta dental al menos una vez al año, para detectar posibles problemas de salud, pero sobre todo, para prevenir.

La fluorosis dental se presenta precisamente en forma de manchas y puntos (de color blanco o marrón) como consecuencia de una hipocalcificación del esmalte, es decir, un defecto producido por niveles bajos de fosfato y calcio.

Suele aparecer a edades tempranas porque el paciente ha consumido fluoruros de manera continuada y/o en exceso, ya sea en el agua de bebida (agua del grifo enriquecida con flúor) o por el uso inadecuado de pastas y tabletas con este componente.

Como base del tratamiento es imprescindible asistir a un buen dentista que estudie el caso y recomiende la mejor opción para cada paciente.

Es un tema delicado, ya que dependiendo del grado de afectación, será más difícil tratar el problema en casos más extremos.

La fluorosis no sólo produce manchas, la propia estructura natural está debilitada y es más vulnerable a la invasión de bacterias y a la aparición de caries dental e hipersensibilidad dentinaria.

Algunos tratamientos son el blanqueamiento de los dientes (que no es muy recomendable en pacientes con sensibilidad dental) y la colocación de carillas estéticas o coronas de porcelana.

Si os sirve de consuelo, yo tengo las dichosas manchas que delatan un exceso de flúor en mi niñez, y el mejor consejo que puedo daros es que asistáis a un buen especialista si os encontráis con el mismo problema y evitéis usar pastas de dientes blanqueadoras, ya que suelen ser muy agresivas con el esmalte.

Seguir los consejos del dentista y las pautas de higiene oral adecuadas será primordial para proteger unos dientes debilitados por esta patología.

Fuente imagen: fapap.es

Sorry, the comment form is closed at this time.