Me encanta la definición que encontramos en la querida Wikipedia: “Es el estudio de los efectos bioquímicos y fisiológicos de los fármacos y de sus mecanismos de acción y la relación entre la concentración del fármaco y el efecto de éste sobre un organismo. Dicho de otra manera, es el estudio de lo que le sucede al organismo por la acción de un fármaco.”

En el caso de la odontología, se suelen recetar diversos fármacos sin los que el paciente correría ciertos riesgos, como por ejemplo el riesgo de contraer una infección.

Estos medicamentos una vez administrados al paciente pueden tener varios efectos, entre ellos destacan:

El efecto primario, que es el efecto terapéutico que buscamos.

El efecto placebo, que lo realiza un medicamento “fantasma” es decir no tiene nada que ver con un acto médico. Digamos que el paciente recibe un beneficio terapéutico pero gracias a un caramelo de fresa (por poner un ejemplo estúpido).

El efecto secundario, que son efectos secundarios que se producen independientemente de la acción que realice el medicamento.

El efecto tóxico, el paciente se intoxica por una sobredosis del fármaco que tiene que ver con la cantidad del mismo y con el tiempo al que está espuesto.

farmacodinamica

Sorry, the comment form is closed at this time.