EL ESPECIAL DE AGOSTO, 2016

Por: Rebeca Farré.

Todos conocemos lo que supone ser diabético, las implicaciones, y lo que podría ocurrir si no se es fiel a la hora de cumplir la vigilancia, tratamiento y cuidados pertinentes.

Muchos estudios y organismos importantes como la OMS ya nos advierten sobre la relación directa entre las enfermedades crónicas como la diabetes y los problemas de salud oral:

Es de notar a este respecto que las afecciones bucodentales a menudo están asociadas a enfermedades crónicas (como la diabetes). La mala higiene de la boca también constituye un factor de riesgo para el padecimiento de enfermedades bucodentales”. Salud Bucodental, OMS.

Siento ser yo quien te lo diga; sí, al ser diabético tienes papeletas gratis para conseguir una pasmosa infección oral si no te cuidas.

La cosa tiene pelendengues (como diría mi abuela), ya que puede comenzar de manera poco perceptible con un insignificante sangrado de encías y algo de inflamación, o de repente, despertarte una mañana con una masa blanquecina y no muy agradable  de cándida en tu boca.

Lo que sí te puedo asegurar al 100%, es que estas afecciones pueden ir a peor, no se curan solas y tú con tus papeletas gratuitas, aún tienes menos suerte que otras personas.

¿Cómo detectamos problemas en nuestra boca?

  • Si ves que te sangra la encía al cepillarte, hay un problema. Puedes haberte topado con la gingivitis, una enfermedad donde las encías se inflaman y sangran, pueden doler y estar mucho más sensibles al tacto.

diabetes

  • Si aprecias que es algo más que un sangrado… Aprietas el borde de la encía y sale pus con sangre o sólo sangre abundante, te duele, está muy inflamada y rojiza. La gingivitis inicial avanzó su camino hasta llegar a la periodontitis, un grado más grave y problemático donde corres el riesgo de perder hueso y dientes.

diabetes

  • Si distingues unas masas pastosas de color blanco en la lengua, cielo de la boca o en cualquier mucosa de la misma. Una de dos, o te acabas de merendar un yogur con bífidus o es que tienes candidiasis oral. La cándida es un hongo que puede estar presente de forma natural en nuestro tracto gastrointestinal, en la vagina y en la piel, pero sin causar inconvenientes. El problema surge cuando estas levaduras proliferan más de la cuenta y se rompe el equilibrio, ahí la hemos liado. Este crecimiento poco deseado suele darse en personas con un sistema inmunitario comprometido, como es el caso de los diabéticos, que son más propensos a las infecciones, en los niños pequeñitos, en las embarazadas o en los pacientes con VIH, por decir algunos ejemplos. También sucede con la ingesta de ciertos medicamentos.

diabetes

  • Si percibes que estás perdiendo dientes con mucha facilidad. Es una de las consecuencias de la periodontitis no tratada a tiempo. Los dientes pierden parte del hueso que les mantiene unidos a ti y… Se mueven hasta que se caen o te los tienen que extraer en la clínica.

diabetes

  • Si notas tu boca anormalmente seca y requieres beber tragos de agua constantemente. Esta sequedad supone un aumento en el índice de caries.

diabetes

  • Si encuentras llagas y sientes dolor en los tejidos blandos de tu boca. Debido a esa sequedad de la que hablamos, estás expuesto a padecer más infecciones que un paciente sin diabetes y esas molestas úlceras que suelen aparecer sobre todo en los pliegues de tu mucosa oral.

diabetes

¿Qué hacemos si hemos descubierto alguna de estas pistas?

Ante todo, mantener la calma. Mi intención no es asustarte y que pienses en lo peor “¡Oh Dios mío, voy a perder mis piños! Hay que actuar, eso sí. No podemos ignorar las señales de nuestro cuerpo:

– Debes visitar a tu dentista de confianza. No olvides transmitirle que eres diabético, ya que es un dato de vital importancia.

diabetes

¡Hazle casito a tu dentista! Él revisará toda tu boca para asegurar un diagnóstico certero y te dará unas pautas a seguir, las cuales debes cumplir a pies juntillas. Estas incluirán posiblemente algo de lo siguiente o varias cosas, dependiendo de tu caso: Arreglar caries si las hay, limpieza profesional, curetajes, cirugía periodontal (en casos muy especiales), mantenimientos periodontales periódicamente (cada 3 o 6 meses) aprender una técnica de cepillado correcta, usar productos para curar las úlceras o candidiasis, utilización de colutorios, seda dental o irrigador bucal, etc. Pero sobre todo, extremar la higiene.

diabetes

Acude a tu médico de familia o enfermera para que te asigne una dieta saludable si aún no la practicas. La dieta es primordial.

diabetes

Si has perdido piezas dentales, es vital que las repongas cuanto antes para que los dientes que te quedan no se dañen con un sobreesfuerzo y para que puedas masticar correctamente los alimentos y te sienten bien. Para evitar infecciones y una proliferación de bacterias u hongos, limpia tus prótesis cada día y desinféctalas con los productos adecuados.

diabetes

¡Fumar, caca! Si eres fumador, y seguro que soy la persona número 998 que te lo dice, debes dejarlo, ya que empeora drásticamente el estado de tu salud oral. Provoca que se eleve la temperatura intraoral, favoreciendo la aparición de microorganismos, aumenta la sequedad que de por sí te produce la diabetes y hace que las encías enfermen. Sé que es difícil, pero si lo dejas, notarás cambios muy agradables.

diabetes

¡Alcohol, más caca! Tres cuartas de lo mismo. Muchos profesionales sanitarios ya vienen hablando desde hace tiempo sobre la relación entre el alcohol y algunos tipos de cáncer.

diabetes

Y lo más trascendental de todo: tienes que vigilar tus niveles de glucosa en sangre con asiduidad y seguir todos los consejos de tu médico para mantener unos niveles saludables, dentro de lo que sea posible.

diabetes-777001_960_720

-Pienso que cuidando bien la higiene y visitado con frecuencia a tu dentista puedes evitar muchas complicaciones derivadas de la diabetes, aunque a veces, con todo y con eso, no se está a salvo del totalmente, pero habrás ganado muchos puntos en salud.

Ahora que te he dejado un sermón del copón, quisiera hacer alguna recomendación más específica y práctica, como profesional de la higiene bucodental:

– Acude a las revisiones con tu dentista, al menos 2 o 3 veces al año.

– Si te animas, yo utilizo un cepillo dental eléctrico. Un cepillo manual empleado con una técnica magistral da muy buenos resultados, pero el eléctrico es más fácil de manejar. Encuentras cepillos eléctricos a partir de 20€ en muchos establecimientos de electrodomésticos, te lo recomiendo.

diabetes

-Yo adquirí un irrigador bucal. Este es un gran aliado desde el momento en que comienzas a utilizarlo. El irrigador barre toda la suciedad que queda atrapada entre los dientes, con mejores resultados (a mi gusto y parecer) que la seda dental. No hace falta comprar uno de 120 €, en internet los tienes desde 40 € ¡y chapó! Aunque si estás pasando por un momento de estrechez económica, la seda dental es barata y excelente.

diabetes

La pasta dental debe ser la adecuada. Busca una con abundante flúor, esto se averigua visualizando las ppm (partes por millón) una pasta estándar tiene 1450 ppm, pero las hay con 3000 ppm. Si es para un niño, necesitará una adecuada a su edad. Si tienes sensibilidad dental, aquellas que poseen nitrato potásico son ideales.

Si tienes úlceras, puff te acompaño en el sentimiento, son súper molestas. La buena noticia es que en las farmacias hay productos específicos para mejorar tu situación, consulta con tu farmacéutico de confi. Yo he optado en muchas ocasiones por la vía “vegetal”, con enjuagues de infusión de tomillo, éste es antiséptico natural, por lo que desinfecta; también ayuda en la cicatrización de las heridas.

tomillo

Para la sequedad bucal, no sólo tienes que beber mucha agua, también puedes encontrar alivio en algunos productos específicos para ello en la farmacia de tu barrio. Deberías evitar las comidas picantes y los alimentos ácidos.

lemons-1608624_960_720

Cepíllate los dientes después de cada comida, esperando 15 minutos entre comida y cepillado para que se estabilicen los niveles de acidez en tu saliva.

La seda dental o el irrigador puedes usarlos también después de cada cepillado, pero si te resulta muy engorroso o no tienes tiempo, hazlo al menos por la noche antes de acostarte.

diabetes

-Si estás pasando por un bache con la candidiasis, no tardes en acudir a tu médico, ya que hay productos anti fúngicos para tratarlo. Extrema la higiene y cuida la alimentación.

-Como dije anteriormente, vigila tus niveles de glucosa, esto será clave.

diabetes

Deseo de todo corazón que estos consejos te ayuden a enfrentar cualquier problema de salud oral derivada de tu diabetes.

¡Un saludo!

PD. En este artículo no animo a ningún paciente a consumir medicamentos o a que compre productos con fines comerciales. Los productos de los que hablo a título informativo son los que yo utilizo personalmente como profesional de la higiene oral. Así mismo, recomiendo encarecidamente que antes de comprar cualquier producto curativo lo consulte con su médico o especialista en salud oral. Gracias.

 

Por: Rebeca Farré. Higienista Bucodental, Protésico Dental y Community Manager.

Sorry, the comment form is closed at this time.