Para los pacientes que han perdido una parte de sus piezas dentales o todas ellas, existe una gran variedad de prótesis dentales removibles. En caso de tener un hueso sano y fuerte, recomendamos los implantes dentales.

Las prótesis implantosoportadas ofrecen para el caso, un sustento firme durante el acto de masticación, una fonación sin sustos o apuros. Además son muy estéticas. Las prótesis sobre implantes removibles se llaman híbridas y pueden ser extraídas por el paciente para su higiene.

Para los bolsillos más apretados existen prótesis más económicas, pero también con mayores inconvenientes. Las prótesis removibles en resina, ya sean parciales con ganchos o  en metal – esqueléticas (éstas últimas un poco más estables si se diseñan bien). Los parciales en resina tienen una ventaja importante; es muy sencillo añadirles algún diente cuando sea necesario, lo que es mucho más complicado en los esqueléticos.

Luego tenemos las queridas “castañuelas”, nombre cariñoso que le doy a las completas en resina que lleva mi abuelita de 95 años. Tienden a moverse un poco durante la masticación y si la fuerza muscular de la boca es muy fuerte o la lengua es muy traviesa, pueden salir volando de la cavidad oral. Se desajustan con el tiempo debido a los cambios que va experimentando la cresta ósea (el hueso va reabsorbiéndose lentamente al no tener raíces dentales en su interior), por lo que hay que vigilarlas y realizar rebases en el laboratorio o la clínica cuando el paciente se siente muy incómodo y las nota muy “sueltas”.

¡Pincha en el siguiente enlace para ver el cuadro completo!

Prótesis dentales removibles

Sorry, the comment form is closed at this time.