La clasificación de las glándulas salivales, dicho a grandes rasgos es la siguiente:

GLÁNDULAS MAYORES:

Son los pares de glándulas que producen la mayor parte del contenido salival que se vierte a la boca. Como bien sabemos, la saliva tiene muchas propiedades que ayudan a digerir los alimentos y a generar el bolo alimenticio. El color de estas estructuras biológicas es gris-amarillento y tienen una consistencia elástica. Las glándulas mayores son:

Parótida. Es la más grande de todas aunque sólo produce el 25% de total del porcentaje salival.

Se encuentra sobre el músculo masetero y tras la rama mandibular, por delante y bajo el lóbulo de la oreja. Está compuesta por grupos celulares que forman una especie de racimos similares a los de la uva, con una forma muy irregular. Contienen linfocitos que elaboran inmunoglobulinas del tipo A, lo que contribuye a la protección y defensa contra diversos patógenos de la boca. Las células secretoras producen una secreción serosa. Atravesando la glándula parótida a lo largo del músculo masetero y perforando el músculo buccinador encontramos el conducto de Stenon o conducto parotideo que desemboca frente al 2º molar maxilar.

Sublingual. Tan sólo aporta el 10% del volumen salival total y es la más pequeña de los tres pares. Está formada básicamente por células de secreción mucosa. Se sitúa en la cara interior del arco mandibular, cerca de la línea media y de los caninos mandibulares. Posee varios conductos, uno principal que desemboca en el conducto submandibular y otros más pequeños que van a parar al pliegue sublingual.

Submandibular o submaxilar. Se trata de una glándula de secreción mixta, puesto que produce secreción serosa y mucosa. Produce aproximadamente un 60-65% de la cantidad total de saliva. Se sitúa envolviendo el músculo milohideo, debajo y hacia la parte posterior del cuerpo mandibular. El conducto salival, conocido como conducto de Wharton, se extiende por el suelo lingual y desemboca en la carúncula sublingual, muy cerca del frenillo lingual.

GLÁNDULAS MENORES:

Tienen en general una estructura similar a las glándulas mayores, aunque son de menor tamaño y tienen menos ramificaciones. Se distribuyen por toda la boca y vías aéreas altas del tracto digestivo. Su función principal es humectar las mucosas de las superficies anatómicas del individuo y son fundamentalmente mucosas.

Glándulas bucales. Se encuentran en la cara interna de la encía.

Glándulas labiales. Se encuentran tanto en el labio superior como en el inferior, en la cara interna. De producción tipo seroso.

Glándulas palatinas. Se encuentran tanto en el paladar duro como en el blando, posterior y lateralmente.

Glándulas glosopalatinas. Se ubican desde las partes posterior y lateral del pilar anterior de la amígdala palatina, de carácter mucoso.

Glándulas linguales. Encontramos en este sector, glándulas linguales anteriores, posteriores y glándulas de Von-Ebner.

Glándulas sublinguales. Son pequeñitas y rodean a la glándula sublingual mayor. Son mucosas.

Las-glandulas-salivales

Fuente imagen: escuelapedia.com