Andar probando potingues en tu boca sin saber lo que haces te podría salir caro.

Cuando veo estos artículos que carecen totalmente de visión científica me asombro al comprobar que muchísima gente los visualiza, comparte y practica en casa.

Estos artículos que aparentemente son… Bueno, no son nada, ni interesantes ni atractivos, ni creíbles. Huelen a Hoax, a bulo, a granja de enlaces, a virus informático.

Pincha en este enlace para leer el artículo : )

Este artículo que os hemos compartido, tiene mala pinta. No es un ejemplo de buenas prácticas y mucho menos algo que debamos hacer en casa.

Si pensamos con la cabeza, nos daremos cuenta de lo ridículo del asunto, ejemplo; te vas a echar un jugo ácido en los dientes para eliminar las placas de sarro, ¿no? ¿Y qué te hace pensar que no dañará también el esmalte de tus dientes? ¿Y qué te hace pensar que de verdad eliminará el sarro?

En fin, como veis, es de sentido común. Si realmente queréis ahorrar dinero en el dentista, visitadle dos veces al año y empezad a practicar unos hábitos de higiene adecuados, eso sí que ahorra pasta.