¡Los astronautas de la NASA no saben cepillarse los dientes!

Si os fijáis bien, este es un claro ejemplo de mala praxis por parte de este valiente astronauta. Se cepilla los dientes de forma tan brusca que casi se los arranca de la cresta alveolar… Me juego 100 € ahora mismo a que este paciente tiene abrasión en los cuellos de los dientes y sensibilidad dental.

Además no sigue un orden determinado para cepillar todas las caras de los dientes, por lo que es muy fácil que se olvide algunos espacios y no consiga una higiene homogénea.

Todo esto sin nombrar el movimiento en círculos… ¿de dónde ha salido ese mito? Hay que cepillar los superiores de arriba abajo y los inferiores de abajo hacia arriba, que sería la técnica correcta (técnica de barrido) y no haciendo círculos como una peonza loca.

Tampoco es necesario mojar el cepillo antes de usarlo, pero es una costumbre muy extendida en la población. Dado que no hay gravedad, no mojar el cepillo sería una clara ventaja.

Así que queridos lectores, así no se cepillan los piños: