El xilitol es conocido como el azúcar de la madera. Presente en multitud de vegetales y una vez tratado, obtenemos un dulcificante de origen natural, más sano y con menos calorías que el azúcar refinado que comemos habitualmente. El proceso encarece un poco el producto, pero cuando se trata de nuestra salud, no debemos escatimar en gastos.

Apto para diabéticos, saludable para los dientes, anticaries

¡Mira el vídeo!