Las impresiones de alginato requieren un tratamiento especial cuando se trata de su envío, no se puede empapar en agua y que viaje flotando como una barca en el mar hasta llegar al laboratorio. Tampoco puede esperar en una bolsa durante horas y horas a que el repartidor lo recoja.

Aunque los alginatos modernos presentan mejoras incuestionables, la pérdida de la estabilidad dimensional sigue siendo un factor a tener muy en cuenta.

Igual es un vídeo muy chorra, pero como he visto algunas locuras por ahí… Tenía que hacerlo. ¡Puff! olvidé comprar guantes, no me lo tengáis en cuenta… Como son mis propias babas, haremos la vista gorda por esta vez. Pero que no se os ocurra JAMÁS manipular impresiones o cualquier cosa con los restos biológicos de un paciente sin usar guantes, sacrilegio mortal.

Anécdota para la posteridad (sobre el uso de guantes): en una clínica franquiciada muy pero que muy famosa, a la que acudí para una entrevista y prueba laboral, me querían obligar a NO USAR GUANTES para retirar y limpiar el instrumental usado de los pacientes, según ellos, “era un despilfarro innecesario…”

Mucho ojo con poner vuestra salud y la de los pacientes en riesgo. Como era de esperar, salí espantada de aquel lugar asqueroso y siniestro, donde las dentistas se escupían chicles la una a la otra en el pasillo… Una empresa muy muy conocida, repito. Lástima no haber tenido una cámara para grabar aquello y denunciarlo. Esa clínica sigue abierta aunque no sé ni cómo, espero que cierre pronto.