Especial de Marzo 2019 dedicado al Día del Padre

“Nuestros padres nos dieron lo mejor que supieron y pudieron darnos, merecen nuestro reconocimiento y respeto para siempre”.

Comenzar un artículo por el final, haciendo mención de la conclusión parece que no tiene mucho sentido, pero no podía dar inicio de otra forma a este pequeño homenaje parental.

Hoy quería hablar de los papás, esos señores bigotudos que nos han dado la vida y todo el esfuerzo y el cariño de sus manos.

Hay muchas clases de padres: padres biológicos, padres espirituales, padres adoptivos, padres adquiridos (mentores con título nobiliario de padres), y alguno más que seguro que olvido.

También por desgracia, hay padres abandonadores, padres que no quieren ser responsables por y para sus hijos; padres que prefieren ir a comprar tabaco para no volver porque piensan que atarse a una pequeña vida es un impedimento para la suya propia.

Lástima de hombres sin valentía ni autoestima, no saben lo que se pierden ni lo que dejan atrás.

Jamás sabré qué se siente al ser padre, puesto que no tengo bigote, pero sé lo que significa ser hija de un padre que derrocha su amor trabajando duro para sacar a su familia adelante.

Mi padre me ha enseñado curiosamente, mis cosas favoritas de la vida: me enseñó cómo criar y cuidar animales domésticos y de granja, me enseñó cómo crear un huerto, y cosas tan curiosas como averiguar los estados lunares según “las puntas” del inmenso astro. Me enseñó a ser “payasa” y amante del humor. Generó cientos de curiosidades en mí. Quizá yo no sea muy inteligente, pero la curiosidad adquirida me ofrece cada día la oportunidad de trabajar para ser más sabia y perspicaz.

Me enseñó a ser honrada y generosa porque él lo es. Me enseñó a ser empática y a ayudar a los demás siempre que lo necesiten, ¿podría estar más agradecida por estas lecciones de vida aprendidas de mi padre?

¿Qué cosas te encantan de tu padre? Hoy es el día para decírselas todas y darle un fuerte abrazo…

Dedicado a mi señor bigotudo favorito, mi padre César, generoso de nacimiento, y guapísimo de profesión. Mamá, tu artículo es para el 5 de mayo, nos vemos pronto y espero que me prepares un “asaico de pulpo”.

Higienista, protésico dental y muchas otras cosas, hija feliz de un padre genial…

Sorry, the comment form is closed at this time.