La hipocalcificación puede darse tanto en el esmalte como en la dentina del diente, esto significa que los tejidos no han mineralizado lo suficiente y su estructura interior es más débil o blanda, aunque externamente su apariencia es lisa.

Se aprecia un cambio de color, por ejemplo un color mucho más blanco que el esmalte y que puede volverse marrón. En casos muy severos donde la estética del paciente se vea grandemente afectada, se aconseja la colocación de coronas cerámicas.

Fuente imagen destacada